Blog, Somos relacionales

UN CUENTO DE RESILENCIA Y EMPATÍA

Aunque parece una película, la historia de Hugo Tamer -mejor conocido como Pachi– es tan real como lo ven. A pesar de encontrarse en los círculos más exitosos de la publicidad en Nueva York y Austin, este fotógrafo asegura haber tocado fondo luego de un grave accidente de sus padres y la demanda por divorcio que recibió. «Quedé completamente solo y me fui a la casa de un amigo a dormir en un sofá», dice.

La tristeza en un país que no era el suyo caló hondo y, sin entender por qué, comenzó a deambular por las calles sacando fotos. Un día encontró a un hombre que llamó su atención, y le ofreció un dolar a cambio de retratarlo. Jamás imaginó que ese encuentro cambiaría su vida.

Más información: http://onedollardreams.org/