La capacidad de VER al otro es poderosa. Requiere de la observación del otro en su complitud, del darnos cuenta de las emociones y explicaciones qué su presencia detona en nosotros su presencia y de poder “decírselo” de una manera que pueda escucharlo. VER al otro es RECONOCERLO. Y hacerlo es poderoso… – Porque abrimos nuevas posibilidades de relaciones con el otro – Porque el otro escucha lo que vemos de él y que quizás él nunca ha visto. – Porque al ver lo que vemos nosotros nos damos cuenta de lo que es relevante para nosotros. – Y….. Porque permite el ENCUENTRO, la maravillosa posibilidad de ESTAR, de COOPERAR, de TRABAJAR, de REIR,…y de AMAR. Disfruta del poder del Reconocimiento en este video.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *