El pasado viernes, 26 de febrero, Fundación SM y el Instituto Relacional celebraron la segunda sesión de trabajo de su proyecto de “Espacios Singulares de Eduación”, que arrancó el pasado mes de diciembre. En esta ocasión una cincuentena de expertos, entre los que se cuentan arquitectos, pedagogos, neurocientíficos y directores de centros, se citaron en el Medialab Prado de Madrid para valorar las conclusiones de la primera jornada, ampliarlas y tratar de concretarlas en acciones realizables.

El proyecto Espacios Singulares Educativos es una iniciativa de la Fundación SM y del Instituto Relacional. Su propósito es el de explorar cómo deben ser los espacios en los que se desarrolla la educación actualmente y en el futuro. El aula no es ya la respuesta obvia a la pregunta “¿dónde se educan las personas del siglo XXI” y, más bien, lo es un conjunto de lugares que trascienden a las paredes del aula. En este proceso educativo, las relaciones, junto con la arquitectura, el funcionamiento del cerebro y la pedagogía, conforman un cuarteto conceptual cuyas interrelaciones no deben obviarse.

Con la metodología propuesta por el director del Instituto, Joan Quintana, y los colaboradores Juanmi Muñoz y Marta Cabré, desde el pasado mes de diciembre se han venido reuniendo un grupo de expertos en pedagogía, neurociencia y arquitectura, así como directores de centros, bajo el auspicio de la Fundación SM.

El viernes 26 de febrero este grupo se abrió a una docena más de expertos y a otra de educadores hasta conformar un grupo de cincuenta personas que trabajaron de forma coordinada para identificar consensos acerca de los requisitos de los nuevos espacios educativos.

En los próximos meses se publicarán una serie de conclusiones en la forma de recomendaciones prácticas para la comunidad educativa de cara a propiciar espacios de educación inclusiva, que integren una gestión eficaz de los recursos, los tiempos, las emociones, las conversaciones y la creatividad de los usuarios, con independencia de si son estudiantes de primaria o universitarios, maestros o educadores, padres o madres.

2 respuestas

  1. Ha sido un placer participar en esta experiencia de debate y reflexión, y conocer tantas ideas innovadoras para favorecer espacios singulares que motiven al aprendizaje y la exploración de estrategias colectivas para enseñar y aprender en el mundo globalizado y emergente que estamos creando entre todos.
    Los diversos puntos de vista de los asistentes han puesto de manifiesto la importancia de dar forma al espacio educativo con lugares para descubrir, para compartir, para reflexionar y para construir conjuntamente… espacios que se adaptan, se transforman y se utilizan de múltiples maneras según la ocasión, la intención y la experiencia individual o colectiva… luces, colores, texturas, volúmenes, divisiones, muebles y herramientas que componen el sitio personal, el ambiente de trabajo y el clima de centro.
    Entender el espacio como una experiencia vivencial, y definir estrategias participativas para la toma de decisiones en el diseño de lugares específicos, ha sido una actividad enriquecedora y muy estimulante. las voces de docentes, arquitectos, neurocientíficos o directores de centro se han sumado para definir retos, identificar fortalezas y proponer soluciones. ¡Un buen trabajo de equipo! 🙂
    Gracias por esta oportunidad y felicidades a los organizadores,
    Neus Lorenzo
    @NewsNeus

  2. Es a la vez un placer y un reto participar en este proyecto.
    Repensar el espacio educativo implica replantearse el papel del sistema educativo y la organización de la comunidad de aprendizaje. Los cambios de entorno producen cambios actitudinales y metodológico,s que influyen en las relaciones, tanto como en los aprendizajes.
    Qué, cómo y sobre todo PARA QUÉ, a la búsqueda del bien común sostenible.
    ¡Seguimos aprendiendo!
    Neus Lorenzo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *